No más fobias! venciendo el pánico y los temores con la palabra de Dios

El término «fobia», proviene del griego «fogos», definido como «pánico», que representa un trastorno extremo de temor o miedo excesivo ante una persona, animal o algún suceso.

¡No más fobias! venciendo el pánico y los temores con la palabra de Dios

Se considera como un tipo de desorden de ansiedad, que puede desembocar en un ataque de pánico o desagrado.

Una fobia puede ser producto de algún evento traumático, o incluso, la perdida de un ser querido.

La fobia se puede manifestar mediante síntomas físicos como: sudoración, respiración anormal, aceleración del latido del corazón, temblores, escalofríos, dolor de cabeza, entre otros

.

Existen muchos tipos de fobias, que van desde situaciones sencillas, hasta las más complejas, entre las más comunes se encuentran:

La claustrofobia: temor por los lugares cerrados o limitados. La aerofobia: que es el temor a volar en avión. La acrofobia: que es el miedo a las alturas. La belonefobia: que es el miedo a las agujas. La glosofobia: miedo hablar en público.

Estas situaciones pueden representar algo fácil de realizar para muchos, sin embargo para quienes sufren de alguna de estas fobias, resulta un imposible.

En algunos casos estos ataques de pánico son llevados a otro extremo, donde la persona que padece el trastorno emocional, desarrolla un tipo de fobia que resulta anormal; entre ellas se encuentran:

La tripofobia: que es la repulsión por los agujeros. La ombrofobia: miedo a la lluvia. La urofobia: miedo a la orina. La somnifobia: que es el miedo a dormir.

Aunque quien padece alguna de estas fobias, sabe que su miedo está fundado en un «hecho absurdo», no tiene la capacidad de cambiar su reacción física ante ella.

¿Qué dice la Biblia acerca de la fobia?

El miedo es un arma poderosa que Satanás usa para intimidar y acorralar a las personas, llegando a convertirlas en presas del pánico.

Todos los seres humanos sienten miedos y temores, ya que esto una cualidad natural del hombre.

Quien padece de algún trastorno fóbico, puede llegar a pensar que no tiene ni la capacidad ni la fuerza para vencer su temor, y ciertamente en algunos casos es así.

En la Biblia, el ejemplo de David a través de los Salmos, demuestra quien era su ayudador en tiempo de angustia y de temor.

«Salmo de David. Jehová es mi luz y mi salvación; ¿de quién temeré? Jehová es la fortaleza de mi vida; ¿de quién he de atemorizarme?», (Salmos 27:1).

Nadie debe despreciar a quien padece algún caso de fobia, sino más bien, debe alentarle mediante la palabra de Dios, recordándole que el Señor le ama y que tiene compasión y cuidado de él.

«¿Quién nos apartará del amor de Cristo? ¿La tribulación, o la angustia, la persecución, el hambre, la indigencia, el peligro, o la violencia?», (Romanos 8:35).

Las fobias no deben ser vistas como barreras para que alguien busque de Dios, por el contrario, es el momento oportuno para dejar todos los miedo y temores en la manos del Señor.

«Echando toda vuestra ansiedad sobre él, porque él tiene cuidado de vosotros», 1 Pedro 5:7.

Buscar ayuda espiritual y psicológica es de vital importancia para quien padece de alguna fobia, sea común o extraña.

Orar y declarar libertad de Dios, para romper toda atadura del enemigo, y sobre todo, declarar la palabra, sabiendo que el Padre le ama y está allí para librarlo.

«Busqué a Jehová, y él me oyó, Y me libró de todos mis temores», Salmos 34:4.

comentarioAQUI

3 vistas

© Copyright 2020 autoridaddejesus.com